loader image

4 tips para mantener tu hogar u oficina siempre a punto

4 tips para mantener tu hogar u oficina siempre a punto

Tanto nuestro hogar como nuestro negocio son las posesiones más valiosas que tenemos, pero a medida que pasa el tiempo, algunas cosas empiezan a fallar.

Cuando algo no funciona como debería, es necesario repararlo y aunque la mayoría de las reparaciones las dejamos en manos de técnicos o especialistas, algunos arreglos los podemos llevar a cabo nosotros mismos.

En adra360 te hemos preparado algunos consejos que te ayudarán a realizar las reparaciones de forma fácil y segura.

Define el tipo de reparación

Lo primero que tenemos que considerar es que tipo de reparación se necesita y que herramientas necesitamos.

Habrá reparaciones que necesiten que contratemos a un profesional, pero la mayoría de las podemos hacer nosotros mismos con un set básico de bricolajeCon un juego de destornilladorespegamentobrochascinta adhesiva y algo de ingenio podemos reparar puertas, cambiar enchufes, o incluso pintar las paredes deterioradas por el paso del tiempo, entre muchas cosas más.

 

Trabaja con las medidas de seguridad adecuadas

Aunque el trabajo a realizar parezca muy sencillo, es necesario tomar precauciones, seguir las medidas de seguridad necesarias y así evitar accidentes.

Si estamos cambiando un foco o un enchufe debemos asegurarnos que tenemos cortada la la luz desde el interruptor general. Cuando ajustamos una puerta o ventana debemos usar guantes de protección para mantener nuestras manos seguras o cuando estemos pintando hay que mantener la zona lo mejor ventilada posible para no aspirar los vapores de la pintura directamente.

 

Investiga sobre como realizar la reparación

Un error que cometemos es ponernos manos a la obra sin planificar la tarea, o incluso sin informarnos antes de lo que vamos a hacer. Esta mala practica puede provocar que una avería sencilla acabe complicándose hasta el punto de tener contratar a un especialista que nos resuelva la papeleta.

Lo recomendable es que incluso para las reparaciones más sencillas realicemos una pequeña investigación que nos permita saber en cada momento lo que estamos haciendo. Y en caso de duda tomarnos un momento para revisar que todo está correcto y por donde debemos seguir.

Ten un poco de paciencia

Debemos disfrutar el proceso, ir paso a paso y no querer acabar cuanto antes.

Es muy gratificante realizar tus propias reparaciones y además te permite ahorrar, quien sabe, quizá en muy poco tiempo te conviertas en todo un experto del «hazlo tu mismo».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn